Los principales índices europeos que se mantienen por debajo de sus directrices bajistas principales.

En el caso del DAX la referencia clave se sitúa en los 12340 puntos, en el del IBEX35 en los 10760 puntos y en el EUROSTOXX50 los 3525 puntos.