La compañía de sistemas de navegación registró en el segundo trimestre un beneficio neto de 20 millones de europs, lo que supone una caída del 61% con respecto al mismo periodo de 2008. La cifra es mejor de lo que esperaban los analistas consultados por Reuters, que de media habían previsto que las ganancias de TomTom se redujesen un 66%, hasta 13 millones de euros. Los ingresos que la firma holandesa obtuvo entre abril y junio de este año ascendieron a 368 millones de euros, un 19% por debajo de los obtenidos en el segundo trimestre de 2008.