El selectivo español cede del orden del medio punto porcentual arrastrado por el cierre de Wall Street de este mismo miércoles. Y si ayer nos levantábamos con la guadaña de Moody´s pendiendo sobre nuestra cabeza, hoy ha querido seguir marcando el ritmo de nuestra economía y rebaja la calificación de CCAA y de la gran banca, como el Banco Santander y BBVA. El euro ha abierto manteniendo la cota del 1,37. Toca asimismo subasta de letras del Tesoro, segunda en la semana que veremos cómo se desarrolla después de este bandazo de dos días consecutivos de Moody´s. La prima de riesgo escala hasta los 340 puntos básicos.

La publicación del libro Beige de la Reserva Federal confirmó lo que ya se olían hasta los menos avispados: la economía de Estados Unidos crece, aunque a un ritmo muy moderado. Este dato ha motivado que el Nikkei haya cedido en su cierre ligeramente por encima del 1% siguiendo la estela de pérdidas del Dow Jones, abajo un 0,63%.

Los futuros del Ibex 35 ceden a esta hora un 0,68%, hasta los 8.787 puntos con lo que el selectivo mantiene la corrección que abandonó ligeramente ayer embuído en su tendencia lateral casi interminable. Hoy, además, la agencia Moody´s ha vuelto a golpear a nuestro país con una rebaja de la calificación de diez comunidades autónomas, dos provincias vascas, a los grandes bancos nacionales (Santander, BBVA, La Caixa, Caixabank y CECA) y a tres empresas públicas. La peor parte se la ha llevado Castilla-La Mancha, que ha visto cómo la entidad desplomaba su ráting cinco escalones hasta dejarlo al nivel de 'bono basura', lo que implica que se duda de la devolución de la deuda.

La agencia ha rebajado la calificación de la deuda de algunas de los principales entidades financieras españolas, entre ellas Santander y BBVA, en un movimiento que vincula directamente con la revisión del 'rating' de la deuda soberana de España, que en la noche del martes pasó de Aa2 a A1.

Los futuros de los principales índices bursátiles europeos apuntan a una apertura a la baja en el viejo continente. En preapertura, el Dax alemán cede un 1,3%, mientras que el Cac francés y el Footsie londinense pierden un 1,1% y un 1,2%, respectivamente.

La divisa comunitaria, después de moverse ayer por encima de los 1,38 dólares, sufre hoy para conservar el nivel de 1,37. Antes de la apertura se cambia en 1,3705 dólares.