La firma estadounidense de joyería de alta gama Tiffany obtuvo un beneficio neto de 64,4 millones de dólares (41,5 millones de euros) en los tres primeros meses de su ejercicio, lo que supone un incremento del 19,5% respecto al mismo periodo de 2007, informó hoy la compañía. La facturación de la famosa cadena de joyerías alcanzó los 668 millones de dólares (431 millones de euros), un 12% más, gracias al incremento del 6% de las ventas en América, del 21% en Asia Pacífico, y del 38% en Europa. Asimismo, las ventas comparables de Tiffany en América se mantuvieron en línea con las del mismo periodo del año anterior, puesto que su emblemática tienda de Nueva York facturó un 16% más, pero sus sucursales vendieron un 4% menos. Por su parte, las ventas comparables en Asia Pacífico subieron un 4%, mientras que en Europa aumentaron un 12%