Tesco, la mayor cadena de supermercados del Reino Unido, obtuvo en el ejercicio fiscal que finalizó el 23 de febrero un beneficio neto atribuido de 2.124 millones de libras (2.643 millones de euros), un 12,2% más que el año anterior. Las ventas totales sin incluir el impuesto de venta anticipada ascendieron a 47.298 millones de libras (58.792 millones de euros), un 10,9% por encima del año anterior, mientras que el beneficio operativo se situó en 2.791 millones de libras (3.469 millones), un 5,4% más.