Tokyo Electric Power (TEPCO) ha lanzado un plan de ajuste del suministro por primera vez en 17 años por miedo a que Tokio pueda sufrir un déficit de energía. Los problemas en el suministro han sido motivados por la ola de calor y el cierre de una planta nuclear a causa de los daños causados por el terremoto del mes pasado. Según este plan, el gobierno permitirá a la compañía emplear la energía producida por una planta hidroeléctrica que había sido cerrada con anterioridad como castigo por haber empleado agua de un río para generar electricidad en sus instalaciones.