Telefónica ha decidido, de común acuerdo con las entidades coordinadoras globales, suspender la oferta pública de venta de acciones de su filial Atento.


¿El motivo? La "desfavorable situación de los mercados", tal y como  informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La operadora ya había modificado ayer el calendario de la salida a bolsa de su filial de 'contact center', retrasándolo en un principio un día, hasta el 14 de junio, así como el límite inferior de la banda de precios vinculantes, que había rebajado desde los 19,25 hasta los 17,25 euros.

En concreto, este nuevo precio mínimo en la banda orientativa suponía una bajada del 10,4%. Esta reducción finalmente no ha servido para cubrir la totalidad de la oferta de la primera compañía que iba a saltar este año al parqué español.

Esta marcha atrás de Telefónica en su decisión de sacar a bolsa su filial Atento se produce en un entorno muy complicado en los mercados ante "la falta de interés de los inversores", según indicaron a Europa Press fuentes del mercado.

Y es que los principales índices bursátiles han registrado un entorno negativo y de volatilidad, desde que, a principios de abril, la operadora decidiese dar el paso de lanzar al mercado a Atento.

Desde esa fecha, los mercados han registrado una tendencia a la baja con fuertes caídas acumuladas en los principales indicadores, como el selectivo español Ibex 35 (-8,8%) o los estadounidenses Dow Jones (-4,8%) o el S&P 500 (-4,1%).

Este comportamiento se ha reflejado en el comportamiento bursátil de los principales competidores del sector de Atento, como Convergys (-11,1%),  Sykes (-5,7%) o Teletech (-8,5%).

Telefónica cerró hoy el Ibex bajando un 1,49% su cotización hasta 16,190 euros. Por su parte, Convergys a las 21.00 hora española, sube en Wall Street un 0,80% hasta 12,61 dólares. Sykes cae un 0,63% a 19 dólares y TeleTech incrementa cotización hasta 18,90 billetes verdes, una subida del 0,32%.