Telefónica sufre este martes en bolsa y es uno de los valores más castigados con descensos entorno al 1,5% hasta los 8,12 euros por acción. Las caídas de la compañía que lidera José María Álvarez-Pallete estarían justificadas en la depreciación que vive el peso argentino y los movimientos corporativos en Vodafone. 

El euro se apreció ayer un 7,75% frente al peso argentino que dejan el cambio en los 29,85 pesos, mientras que el dólar se apreciaba también un 7,67% frente a la divisa argentina hasta los 24,98 pesos. 

Telefónica Argentina tiene 25 millones de clientes, y tiene como principales competidores al grupo formado por Telecom y Cablevisión y a Claro, del multimillonario mexicano Carlos Slim.

La filial argentina de Telefónica consiguió unos ingresos de 755 millones de euros entre enero y marzo de 2018, un 13,8% menos respecto al mismo trimestre del año anterior.

La propia compañía indica que “la evolución de los tipos de cambio en enero-marzo tiene un impacto negativo en las principales métricas financieras, especialmente la depreciación frente al euro del real brasileño y el peso argentino. Así, las divisas reducen en 8,6 puntos porcentuales el crecimiento de los ingresos y en 9,2 puntos porcentuales en el Oibda”. El Oibda es el acrónimo en inglés de resultado operativo antes de depreciaciones y amortizaciones.

La dirección de Telefónica pretende sacar a bolsa un 40% de las acciones de Telefónica Argentina con el objetivo de captar unos 800 millones de euros, reducir su deuda financiera y financiar la expansión de red. Este proceso comenzó en abril tras la aprobación de la OPV (Oferta Pública de Venta) en su junta y la contratación de los bancos estadounidenses Bank of America y Morgan Stanley para que comanden el proceso de listar a la empresa en la bolsa de Buenos Aires y en Wall Street. Sin embargo, los últimos movimientos en Argentina y la depreciación del peso dificultan la operación.

Las 'telecos' sufren este martes por Vodafone

Además de las caídas de Telefónica, este martes Vodafone se deja un 3,4% en el FTSE 100 de Londres hasta los 200,10 libras, mientras Orange desciende un 2,7% en el Cac 40 francés. Telefónica y Orange cotizan, además, en el Euro Stoxx 50 junto a Deutsche Telekom que cae un 0,3%.

Este martes se ha conocido que el consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, ha dimitido de su cargo y será relevado por el actual director financiero, Nick Read, el próximo 1 de octubre.

La compañía británica ha anunciado también un beneficio de 2.439 millones de euros en su último ejercicio fiscal, finalizado el 31 de marzo de 2018, frente a pérdidas de 6.279 millones un año antes, según ha informado la compañía.

Durante los diez años que el italiano Vittorio Colao ha estado en el cargo, Vodafone ha incrementado su base de clientes desde 269 millones a 536 millones en 25 países, con crecimientos significativos en India, Egipto, Turquía y Africa.

Pallete reconoce que la deuda pesa en Telefónica

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha reconocido en una carta remitida a los accionistas minoritarios que la deuda pesa en la cotización de la compañía. "Nuestro nivel de deuda hoy es elevado y pesa todavía en la cotización de la acción", apunta Pallete en una misiva previa a la junta de accionistas que celebrará el grupo el 8 junio.

Sin embargo, el ejecutivo de la 'teleco' señala que están "en condiciones a la vez de reducir la deuda, 4.400 millones de euros en 2017, y de atender el pago de nuestro dividendo de forma equilibrada y sostenible, asegurando un pago de dividendo de 0,40 euros por acción para 2018".

Pallete explica los cambios que se están produciendo en el sector de las telecomunicaciones como el crecimiento del volumen de datos a un ritmo de entre el 50 y el 60% anual. A nivel bursátil, el presidente indica en el documento que "los analistas empiezan a reconocer nuestra visión y el consenso de los bancos de inversión sitúa el precio objetivo por acción en torno a los 10 euros.