telefonica mexico att

La filial de Telefónica en México, Pegaso PCS (“Telefónica México”), ha firmado un acuerdo con AT&T Comunicaciones Digitales para utilizar las infraestructuras de la empresa estadounidense en México, por una duración mínima de ocho años.

En virtud de convenio, AT&T México prestará servicios mayoristas de acceso a última milla inalámbrica a Telefónica México, la cual migrará gradualmente su tráfico a la red de acceso de AT&T México y continuará operando como un operador independiente al mantener elementos sustanciales de su propia infraestructura de red y plataformas. Así, la transición será paulatina y el proceso de conversión estará completo dentro de tres años, para 2022.

Está previsto que el nuevo modelo de operación de Telefónica México genere unas eficiencias operativas y financieras con un impacto positivo anual en flujo de caja de aproximadamente 230 millones de euros a partir del año 3. El nuevo modelo de operación permite asimismo una utilización más eficiente y sostenible de los recursos aumentando por tanto el retorno sobre capital empleado y generará una reducción de la deuda neta adicional de Telefónica en el entorno de 500 millones de euros.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El acuerdo tendrá un impacto positivo sobre los clientes de Telefónica México, ya que Telefónica México seguirá prestando los mismos servicios a sus clientes, enfocándose en innovar y mejorar la calidad del servicio. Los clientes de Telefónica México tendrán acceso completo a todos los servicios actuales y a las tecnologías futuras. Este acuerdo permite a Telefónica México avanzar en la transformación estructural de su negocio.

La alianza establece que AT&T proveerá a Telefónica Movistar de capacidad en su red de acceso 3G, 4G "y cualquier tecnología de red futura a nivel nacional". Aún con ello, Telefónica mantendrá autonomía en cuanto a sus operaciones, clientes, administración y ofertas de precios. Se ha asegurado que AT&T no tendrá influencia en lo absoluto en la operación de Telefónica.

 

Con este movimiento, el grupo español busca hacer más sostenible su negocio y reforzar su posición competitiva en este mercado frente a América Móvil, el grupo de Carlos Slim.