La perspectiva de una guerra de ofertas para hacerse con la filial británica de Deutsche Telecom, T-Mobile UK, ha surgido tras ponerse de manifiesto que Telefónica está estudiando la compra del cuarto mayor operador de telefonía móvil en el Reino Unido, según el 'Finalcial Times'. De acuerdo a la información publicada por el rotativo, la operadora presidida por César Alierta se ha visto estimulada en parte por la posibilidad de que su filial en Reino Unido O2, perdiera su posición en el mercado británico si Vodafone comprará finalmente T-Mobile UK.