Telefónica pagará una prima significativa a Portugal Telecom (PT) para hacerse con el 50% que aún no posee en Vivo, según un informe difundido hoy por Merryll Lynch en el que el banco de inversión señala que la consolidación en Brasil es la principal prioridad para la operadora española durante este año.
Además, la entidad estima que la fusión de Vivo con Telesp (TSP), participada en un 87% por el grupo que preside César Alierta, podría generar unas sinergias superiores a los 2.000 millones de dólares. Merryll Lynch considera que Portugal Telecom tratará de asegurarse una inversión alternativa en Brasil, potencialmente en Telemar o en Brazil Telecom, antes de que se complete la venta a la compañía que preside César Alierta, que podría conocerse en los próximos meses. Paralelamente, Telefónica podría negociar con Telecom Italia la posible adquisición de TIM Brazil o de una participación indirecta en la compañía italiana, lo que le permitiría jugar un papel más activo y decisivo en el mercado brasileño. Las negociaciones con Pirelli para tomar una participación minoritaria en Olimpia, principal accionista de TI, se llevaron a cabo el mes pasado, aunque no dieron lugar a ningún acuerdo. La entidad considera que el Gobierno italiano está buscando una "solución italiana" a esta operación y parece que los bancos locales suenan como los principales candidatos para remplazar a Pirelli como accionista principal de TI. Según Merryll, Telefónica valorará todas las opciones este año y cumplirá los compromisos financieros adquiridos en 2006 relativas a limitar a 1.500 millones de euros sus inversiones hasta final de año. Las ventas de activos como Endemol y Airwave podrían ayudar al operador a reducir su deuda neta hasta 2,5 veces el Ebitda. Por otro lado, el banco de inversión elevó el precio objetivo de Telefónica a 19 euros, desde los 17 anteriores, y mejoró la recomendación en el valor a "comprar" desde "mantener". A las 12.19 hora local, los títulos de la operadora subían 0,25% a 16,23 euros.