Telefónica pagará el próximo 14 de noviembre un dividendo a cuenta de los beneficios de 2007 de 0,35 euros por acción. Para hacer frente a este pago, Telefónica deberá desembolsar 1.670 millones, repartidos entre los 4.773 millones de títulos con componen su capital social. Una vez descontada la retención del 18% que Hacienda aplica a este tipo de retribuciones, cada accionista recibirá 0,287 euros.