El consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, señaló hoy durante su intervención en el 'Día del Inversor' que la compañía "no perderá ninguna oportunidad" para crecer y transformarse, objetivo al que destinará un 78% de sus inversiones, que según las previsiones del grupo superaran los 30.000 millones de euros en el periodo 2009-2012.
Linares indicó que la compañía estudiará nuevas alianzas estratégicas mediante acuerdos con terceros tanto a nivel regional como global, así como la colaboración con otros operadores del mercado en la compartición de red.

El grupo mantiene en la actualidad un acuerdo con Vodafone en compartición de comunicaciones móviles en España, Alemania, Irlanda y Reino Unido, lo que, en palabras del consejero delegado, está dando "muy buenos resultados".

La operadora adelantó esta mañana sus previsiones de inversión en el periodo de 2009-2012, con un flujo de caja operativo superior a los 64.000 millones de euros y un flujo de caja libre de más de 40.000 millones. "Vamos a cuidar nuestro 'capex', que utilizaremos fundamentalmente en aprovechar las nuevas oportunidades que se generen en el mercado", puntualizó el directivo.

De esta forma, Linares se sumó a la intención expresada por el presidente de la compañía, César Alierta, quien en su ponencia destacó que el grupo fomentará el crecimiento orgánico centrándose en los mercados en los que la compañía está presente.

El directivo destacó asimismo que la compañía será "muy activa" en el desarrollo de nuevos servicios para soportar el esfuerzo realizado en el despliegue de fibra óptica. "Estamos convencidos de que para apoyar el crecimiento de la compañía hay que cambiar nuestro modelo operativo", apuntó Linares, quien añadió que para lograr este objetivo la compañía tiene que estar "abierta a colaborar con el mundo exterior".

RECUPERACIÓN ESPAÑOLA EN 2011


Por su parte, el presidente de Telefónica en España, Guillarmo Ansaldo, anticipó que el mercado español podría iniciar una recuperación en 2011, tanto en el mercado de voz fija como móvil y apoyado en el crecimiento en el segmento de banda ancha móvil y en el negocio de la televisión.

Con respecto a la situación del operador en España, Ansaldo explicó que la tasa que tendrán que abonar las operadoras de telecomunicaciones para la financiación de RTVE por la supresión de la publicidad del ente publicó supondrá un impacto de unos 150 millones de euros, y se mostró esperanzado con la posibilidad de obtener más frecuencias en la nueva reasignación de frecuencias de 900 Megahercios.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, ha señalado que el Gobierno está "reflexionando" sobre las decisiones a adoptar en la nueva recalificación del espectro de 900 MHz (Refarming), una banda de frecuencia muy 'codiciada' por los operadores por la buena calidad de cobertura. En este momento Telefónica posee 16,5 MHz --el plazo para 12,5 de los cuales caduca el próximo mes de febrero--, Vodafone 12,5 MHz y Orange 6 MHz. Por su parte, Yoigo, el cuarto operador de telefonía móvil con red propia, que actualmente no posee frecuencias en esta banda, demanda también parte del espectro.

"Esperamos obtener el espectro necesario para la evolución de nuestra tecnología", destacó Ansaldo, quien explicó que el objetivo es ser una empresa de servicios y tener relaciones "emocionales" con los clientes.