Telefónica ha anunciado el viernes su compromiso de aumentar la retribución a sus accionistas el próximo año en un 21.4%. En 2010, la operadora retribuirá a sus accionistas con  1.40 euros por acción, frente a los 1.15 euros fijados para este año. Además, la compañía ha revisado sus objetivos hasta 2012 en un escenario de caída de ingresos y escenarios más maduros.
La mayor operadora de telecomunicaciones del país por capitalización bursátil ajustó su objetivo de beneficio por acción, BPA, para 2010 hasta 2,10 euros, frente a la previsión anterior de 2,304 euros que comunicó hace dos años.

La operadora dijo que prevé una tasa acumulada de crecimiento anual, o CAGR por sus siglas en inglés, de ingresos será de entre el 1% y el 4% hasta 2012. En el anterior Día del Inversor, había fijado una tasa de crecimiento de entre el 5% y el 8% para el periodo 2006-2010.

Telefónica se ha estado apoyando últimamente en el sólido crecimiento de los ingresos de sus mercados de América Latina a medida que la crisis económica ha ido afectando a sus mercados europeos más maduros, como el español.