Telefónica anunció hoy que su beneficio neto subió el primer semestre un 66,4 por ciento, hasta 3.830 millones de euros, gracias en parte por los resultados extraordinarios obtenidos con la venta de su filial Airwave. El resultado superó las previsiones de los analistas, que esperaban un alza del 57 por ciento del resultado neto. Los ingresos, impulsados por la incorporación de la británica O2 en febrero de 2006 y la buena marcha del negocio de telefonía móvil en Latinoamérica, crecieron un 10,6 por ciento, a 27.826 millones de euros, mientras el resultado operativo antes de intereses y amortizaciones OIBDA subió un 21,9 por ciento, a 11.269 millones de euros.
Los analistas consultados por Reuters habían esperado de media una cifra de negocio de 27.684 millones de euros y un OIBDA de 11.314 millones de euros. La operadora aseguró además que a raíz de los resultados revisa al alza sus previsiones para 2007, esperando ahora un alza del 8-10 por ciento de los ingresos frente a un rango inicialmente previsto del 6-9 por ciento y un incremento del 10-13 por ciento de su OIBDA contra un objetivo inicial de +8/+11 por ciento. La operadora dijo también que revisó al alza su expectativa de resultado neto de explotación OI hasta un rango del +19/+23 por ciento desde una previsión anterior de +14/+20 por ciento. En su comunicado, Telefónica explica que la buena evolución es "fruto del sólido crecimiento orgánico de todos los negocios, de la óptima diversificación por geográfica y negocios, de la buena estructura de costes y de la materialización de sinergias a través de la gestión integrada de la compañía". Aprovisionamiento por multa de Comisión Europea Estos resultados incluyen ya un aprovisionamiento por 152 millones de euros en el negocio fijo de Telefónica España por la multa impuesta por la Comisión Europea. También incluyen 1.260 millones de euros en concepto de enajenación de activos al incluirse la plusvalía de la venta de Airwave por un importe de 1.296 millones de euros. En total, los aprovisionamientos en los seis primeros meses suben el 14,3% hasta los 8.843 millones de euros, empujados por los mayores gastos de interconexión de Telefónica Latinoamérica, el negocio móvil de Telefónica de España y O2 Reino Unido. El importe neto de la cifra de negocio se elevó el 10,6% hasta los 27.826 millones de euros, por la buena evolución de la base de clientes del grupo. Latinoamérica fue el principal motor de crecimiento de los ingresos seguida de España y por negocios, los de móviles fueron los más activos (el 11,8% más) y los de banda ancha (23,2% más). Las inversiones del grupo crecieron el 6,7% hasta los 3.208 millones. La base de clientes de Telefónica creció el 11,3% hasta los 212,6 millones, de los que 45,2 millones están en España (5,5% más que hace un año); 121,8 en Latinoamérica (13,9% más) y 39,8 en Telefónica O2 Europa (8,4% más). Los gastos por operaciones crecieron el 9,7% y se situaron en 18.124 millones de euros, por los cambios en el perímetro de consolidación y el mayor esfuerzo comercial en Latinoamérica y Europa. En estos seis primeros meses la plantilla del grupo creció en 18.234 personas, el 8,2%, hasta los 240.912, debido al incremento registrado en el grupo de atención al cliente Atento y por la incorporación de nuevas empresas al perímetro de consolidación. Los gastos de personal se elevaron a 3.645 millones de euros, un 1,5% más e incluyen unos gastos de reestructuración de plantilla de 256 millones de euros, entre ellos los 94 millones correspondientes al ERE del negocio de Telefónica España del segundo trimestre por la aceptación de 350 adhesiones al plan y 114 millones de euros por la reestructuración de personal del Grupo O2. Los costes financieros se elevaron a 1.437 millones de euros, el 20,7% más que hace un año, por el incremento del coste medio de la deuda del grupo por la subida de tipos en Europa y la mayor proporción de deuda en Latinoamérica. El flujo de caja libre generado por Telefónica ascendió a 3.477 millones de euros, de los que 1.459 se dedicaron a la compra de autocartera y 1.425 a reparto de dividendos, mientras que 400 se utilizaron para la cancelación de compromisos adquiridos, fundamentalmente de reestructuración de plantilla. Las desinversiones ascendieron a 2.789 millones de euros, fundamentalmente por la deuda de Airwave y la deuda financiera neta se redujo un total de 2.925 millones de euros hasta los 49.219 millones de euros. El reto del mercado alemán Telefónica también ha señalado que el mercado alemán seguía siendo un reto para su división 02 Alemania al continuar las difíciles condiciones del mercado de la telefonía móvil en ese país. En la nota de prensa correspondiente a sus resultados semestrales, el grupo anunció una revisión al alza de sus previsiones para 2007, pero dijo que mantendría sin cambios sus expectativas para los ingresos y el resultado bruto de explotación de su división celular europea Telefónica 02 Europe.