El grupo relojero suizo Swatch obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 418 millones de francos (258 millones de euros) lo que significa un retroceso del 9,1% con respecto al mismo periodo del año anterior, provocado por las fluctuaciones en los mercados financieros. Uno de los factores del retroceso de su beneficio neto es la caída de las acciones de Xin Yu Hengdeli, el líder chino de distribución de relojes, y del cual Swatch tiene el 80% de las participaciones.
Sin embargo, el grupo relojero ha logrado mejorar sus ventas. La cifra de negocios de Swatch mejoró un 8,5% hastsa los 2.970 millones de francos ó 1.834 millones de euros. Asimismo, su resultado operativo fue de 593 millones de francos (366 millones de euros) lo que representa un aumento del 16% en un año. La división relojes y joyas, pilar de la compañía, creció un 11% hasta situarse en los 2.350 millones de francos (1.451 millones de euros). El resultado operativo de este sector fue del 17,8%, es decir, 416 millones de francos (256 millones de euros).