Las acciones del mayor fabricante privado chino, Geely, de la provincia de Zhejiang (este) y supuestamente interesado en comprar a Ford la marca sueca Volvo, fueron suspendidas hoy en la Bolsa de Hong Kong, a la espera del anuncio de una transacción de la que aún no se han dado detalles. El portavoz de la firma china, Zhang Xiaodong, declaró recientemente a la prensa que su compañía no había expresado interés por Volvo y que desde hace semanas es objeto de un rumor. La suspensión en la Bolsa de la región autónoma especial china se produce después de que la prensa estadounidense y la del país asiático informase de que Geely estaba en "discusiones preliminares" con Ford sobre Volvo.