Suez ha registrado un beneficio neto de primer semestre de 1.900 millones de euros, con lo que supera las previsiones de los analistas. Lo hace gracias a que la actividad operativa ha crecido fuertemente, a pesar de unas condiciones climatológicas desfavorables en Europa. Si se excluyen las ganancias de desinversiones, el beneficio neto ha subido hasta los 1.600 millones, un 11,8 por ciento más. Suez mantiene sus objetivos de crecer más de un 15 por ciento en los beneficios de este año y más del 10 por ciento del beneficio operativo.