La morosidad del crédito al consumo se elevó en junio hasta el 7,83%, lo que supone un crecimiento de 0,18 puntos respecto a la tasa del primer trimestre (7,65%) y suma dos consecutivos de subidas
La tasa de junio también supone un crecimiento de 0,25 puntos respecto al nivel de junio de 2009, cuando se situaba en el 7,58%.