El índice ISM de gestores de compra del sector no manufacturero de Estados Unidos subió inesperadamente en febrero hasta los 57,3 puntos, desde los 56,8 de enero.
Se trata de la lectura más alta del indicador desde febrero de 2011.

Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media una descenso del índice hasta los 56,0 enteros. José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España reconoce que es un dato "mejor de lo esperado en apariencia, con más detalle no son tan favorables":  Nuevos pedidos al alza hasta 61.2 desde 59.4; actividad hasta 62.6 desde 59.5. Pero "el empleo sorprende a la baja hasta 55.7 desde 57.4; precios al alza hasta 68.4 desde 63.5".

El otro dato conocido han sido los pedidos de factoría de enero, con un descenso del 1 % desde el 1.5 % esperado. Se revisa al alza la de diciembre hasta 1.4 % desde 1.1 %." Es un dato algo mejor de lo esperado, pero sigue siendo el mayor recorte desde octubre de 2010", reconoce este experto.