En plena efervescencia de la crisis de deuda griega, el país heleno intentará colocar hoy letras del tesoro a tres meses para recaudar 1.250 millones de euros.

El remodelado Gobierno del primer ministro, Yorgos Papandréu, solicita esta noche (24.00 hora local/21.00 GMT) el voto de confianza al Parlamento para seguir gobernando y aprobar a fines de mes un nuevo paquete de medidas de austeridad, indispensable para seguir recibiendo ayuda externa.

Papandréu cuenta con una estrecha mayoría absoluta en el Parlamento heleno, por lo que se espera que su ejecutivo reciba el apoyo en la moción pese a la rebelión de parte de su grupo parlamentario hace unos días que le llevó al punto de proponer su propio retiro para formar un gobierno de unidad nacional.

Los ministros de Finanzas de la zona del euro se han dado una nueva cita el 3 de julio para estudiar fórmulas a largo plazo para solucionar los problemas presupuestarios de Grecia.

Según la Autoridad de la Gestión de la Deuda griega, en la última emisión, el 17 de mayo, Grecia colocó 1.625 millones de euros con un interés del 4,06 %, ligeramente menor que la subasta en abril y la oferta de la emisión superó en 3,3 veces la cantidad inicialmente solicitada de 1.250 millones de euros. (EFECOM)