El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, auguró hoy que la recuperación de la economía global tendrá lugar en la primera mitad de 2010 después de que la economía toque fondo en otoño y subrayó la necesidad de realizar más esfuerzos en la limpieza de los balances de las entidades.
En el transcurso de su intervención en el Foro de las Americas celebrado en Montreal, Strauss-Kahn reconoció que las cifras de 2009 en términos de crecimiento y empleo serán "malas" independientemente de las medidas que sean adoptadas.

"Seguimos pensando, tal y como hemos venido diciendo estos meses, que el escenario más creíble sitúa la recuperación en la primera mitad de 2010 con el punto de inflexión en septiembre y octubre, iniciándose el crecimiento a finales de este año para que los primeros trimestres con crecimiento realmente positivo sean el primero y el segundo de 2010", dijo el máximo responsable de la institución internacional.

No obstante, Strauss-Kahn señaló que estas previsiones estaban condicionadas a que los países pongan en práctica las medidas adecuadas y advirtió de que el mayor riesgo para la recuperación está vinculado a una excesiva lentitud por parte de los países a la hora de limpiar los balances de los bancos.

En este sentido, Strauss-Kahn recordó que a lo largo de la historia, la experiencia demuestra que la recuperación tras una crisis financiera requiere que se haya completado la limpieza de los balances de las instituciones bancarias.