Dominique Strauss-Kahn ha dimitido como director gerente del Fondo Monetario Internacional, tras las acusaciones de intento de violación que pesan sobre él y que negó categóricamente.

Mediante comunicado, el FMI anunció que Strauss-Kahn presentó su dimisión ante el directorio de la institución financiera con sede en Washington y negó "con la más absoluta firmeza todas las acusaciones que se han hecho contra mí".

El ya exdirector gerente, según el comunicado difundido por el FMI, tomó esta decisión "con infinita tristeza" y pensando, en primer lugar en su esposa "a la que quiero más que a nada, en mis hijos ,en mi familia y en mis amigos".

Recuerda también en el escueto comunicado a sus colegas del FMI junto a los que "hemos conseguido grandes cosas en los últimos tres años y pico".

En este momento asume la dirección del FMI con carácter interino John Lipsky, el número dos del organismo, y se abre la carrera por su sucesión, en medio de llamamientos a una mayor transparencia en la selección del nuevo director gerente