El fabricante surcoreano de automóviles Ssangyong ha llegado a un acuerdo con los trabajadores sobre el plan de despidos de los empleados, que pone fin a la ocupación de más de dos meses de su única planta de producción de automóviles del país, informó hoy la empresa, que señaló que reanudará la actividad de la fábrica en agosto. La firma subrayó que el fin de las protestas, que se saldaron con más de 50 heridos tras los enfrentamientos con la Policía, se produjo después de que el administrador judicial de la compañía, Park Young-Tae, y el dirigente sindical Han Sang-Kyun llegaran a un acuerdo sobre los despidos que pretende llevar a cabo la empresa.