La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha rebajado los 'rating' a largo y a corto plazo del fabricante alemán de automóviles BMW de 'A' a 'A-' (a largo plazo) y de 'A-1' a 'A-2' (a corto), respectivamente, según informó hoy la compañía, que ha situado en perspectiva negativa a la firma con sede en Munich. La entidad señaló que esta rebaja de la calificación crediticia se ha producido como consecuencia de la debilidad de las ventas en el mercado de automóviles de lujo. En este sentido, la analista de S&P Barbara Castellano explicó que esta decisión refleja las expectativas de que la rentabilidad de BMW se mantendrá "débil" durante 2010, por tercer año consecutivo.