La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's Ratings Services ha reducido a 'negativa' desde 'estable' la perspectiva de la nota a largo plazo 'AA' de la deuda pública de Japón como consecuencia de la menor flexibilidad de las políticas del Gobierno nipón, que podría desembocar en un recorte del 'rating' de Japón si no se adoptan medidas para combatir las presiones deflacionistas y fiscales. Así, la calificadora de riesgos prevé que el Gobierno de Japón culmine su ejercicio fiscal el próximo 31 de marzo con uno de los mayores endeudamientos netos de entre los países con las notas de deuda más altas y advierte de que las políticas del nuevo Gobierno del Partido Democrático de Japón sugieren un menor ritmo de consolidación fiscal del previsto.