Standard & Poor's ratificó hoy los 'ratings' y la perspectiva que tiene asignados al grupo Volkswagen (A-/Negative/A-2) por considerar que no se verán afectadas por la operación de compra de un 19,9% del capital del fabricante japonés de automóviles Suzuki. La agencia de calificación señala no obstante que "seguirá de cerca" la capacidad de Volkswagen para gestionar simultáneamente y con éxito sus distintas operaciones de compra y su negocio principal, "dadas las condiciones del mercado", puesto que, en su opinión, cuenta con un "muy limitado margen" para aumentar presión sobre su perfil financiero y mantener su calificación crediticia.