La agencia de calificación crediticia S&P ha decidido mantener el rating de la deuda de Iberdrola a largo plazo en 'A-.
Standard & Poor´s mantiene la calificación crediticia de Iberdrola  a corto plazo en "A-2" y revisa su perspectiva de "Estable" a "Negativa".