La deuda viva de las comunidades autónomas y los ayuntamientos españoles estará en torno a los 120.000 millones de euros al cierre de este año, por lo que será la segunda más alta de Europa, sólo por detrás de Alemania, según un informe publicado  por Standard and Poor's. La agencia de calificación advierte asimismo de que esta deuda superará por primera vez a Italia y Francia.