La agencia internacional de evaluación de riesgo Standard & Poor's (S&P) confirmó hoy las calificaciones de crédito soberano "AAA", a largo plazo, y "A-1+", a corto plazo, de España, cuya perspectiva es "estable". En un comunicado difundido desde su sede en Londres, S&P afirma que los "ratings" (calificaciones) reflejan la "sólida posición fiscal de España", así como su economía "moderna y relativamente diversificada".
Standar & Poors considera que "el contexto político estable debería facilitar una aceleración en el programa del Gobierno de reformas estructurales para mantener la fortaleza de las finanzas públicas y apoyar las previsiones de crecimiento de la economía". "Esperamos que, a pesar de la ralentización de la economía, las cuentas fiscales del país seguirán próximas al equilibrio", en línea con las constricciones de la Ley de Estabilidad Presupuestaria de España, consideraron los expertos de S&P. "A pesar de que evitase una recesión indiscutible, el crecimiento económico de España debería ralentizarse a tasas más sostenibles de alrededor del 2% hasta bien entrada la próxima década", añadieron.