“Sí, un esperpento ¿cómo no va a serlo? ¿O ya nadie recuerda las términos de la última oferta del Grupo Rumasa: Por si acaso, esta es: ha elevado el precio por acción de SOS Corporación Alimentaria hasta los 3,5 euros, “del que se abonaría un 10% a la ejecución del acuerdo de compraventa de las acciones y el 90% restante en diez anualidades a computar desde la fecha de transmisión”. Lo entrecomillo y subrayo en negrita, porque el tema tiene su enjundia. Sí, una Oferta descafeinada y a plazos, con los tiempos que corren.
Mientras tanto, el tiempo vuela y los bancos y las cajas de ahorro se sienten más contra las cuerdas. SOS Corporación y el comité de coordinación de la banca han propuesto a las 51 entidades acreedoras de la compañía un acuerdo de refinanciación de 1.600 millones de deuda que incluye una inyección de capital de 200 millones y la conversión de toda la deuda con las cajas accionistas (168 millones) en capital o en préstamo participativo”, cuenta el analista jefe de una sociedad involucrada de manera directa en esta compañía.

En el marco de esta reestructuración, la junta ordinaria de accionistas abordará este jueves una ‘operación acordeón’ consistente en una reducción de capital en 153,95 millones de euros para compensar pérdidas, y dos ampliaciones por un importe total de 172 millones (112 millones por aportaciones dinerarias y 60 millones por compensación de un préstamo participativo de las cajas accionistas).

Según informaron a Europa Press fuentes del mercado, SOS planea convocar otra junta de carácter extraordinario, previsiblemente el próximo mes de septiembre, para someter a aprobación una ampliación de capital adicional, potenciales conversiones de participaciones preferentes en capital y otros acuerdos de reestructuración. La propuesta de acuerdo planteada por la empresa y el comité de coordinación recoge que, de los 200 millones de nuevo capital, 120 millones se destinarían al pago de la deuda y el resto, a la aportación de liquidez al grupo para potenciar su plan de negocio. En cuanto a la deuda de las cajas de ahorros accionistas (Caja Madrid, Unicaja, Cajasol, Cajasur y CajaGranada), se plantea la capitalización de 132 millones (incluidos los 60 millones que se abordarán en la junta del jueves), mientras que otros 36 millones se convertirían en préstamo participativo. Estas entidades representan actualmente el 35,17% del capital.

CONVERSIÓN DE 100 MILLONES EN PARTICIPATIVO

Si se aceptara esta propuesta, según las fuentes consultadas, las entidades financieras acreedoras --excepto las cajas accionistas-- convertirían además 100 millones de euros de deuda en préstamo participativo, con opción de conversión a su vencimiento. En relación con la conversión voluntaria de los 296 millones de euros de participaciones preferentes en capital, la compañía ha iniciado reuniones con titulares interesados y ha solicitado el nombramiento de un experto independiente para valorar estas participaciones.

REFINANCIACIÓN A SEIS AÑOS

Si se materializaran todas estas operaciones, la deuda se reduciría hasta 784 millones de euros al cierre de la refinanciación. Según las citadas fuentes, se ha propuesto a la banca acreedora una refinanciación de la deuda a seis años, estructurada en tres tramos, y con una carencia de amortizaciones durante la fase de estabilización de la compañía, de manera que el primer pago se haría a principios de 2012. La compañía que preside Mariano Pérez Claver espera cerrar en junio la adhesión de las entidades a la hoja de términos, así como una extensión del compromiso de espera (’stand-still’) hasta el 31 de julio. Además, se prevé solicitar el nombramiento de un experto independiente que elabore un informe sobre la reestructuración.

CAJA MADRID OFRECE A SOVENA Y EBRO ENTRAR EN EL CAPITAL

Según elconfidencial Rodrigo Rato ha convertido el aceite de oliva en una de sus prioridades. El presidente de Caja Madrid participa personalmente en la operación de rescate de Corporación Sos, donde la entidad madrileña posee un 10%. Entre sus prioridades figura la búsqueda de un inversor cualificado que contribuya a rebajar la deuda de 1.400 millones de euros y a participar en la gestión de una compañía. Bajo estas premisas, la caja ha ofrecido participar en la ampliación de capital de 200 millones que hay pendiente al productor de aceite portugués Sovena y al grupo de alimentación español Ebro, que acaba de vender su negocio lácteo de Puleva.

LOS SALAZAR SE ALÍAN CON DÍAZ FERRÁN Y PASCUAL PARA IMPUGNAR ACUERDOS

Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán, propietarios de Marsans y accionistas de SOS con un 3,581%, y Jesús y Jaime Salazar (que tienen un 25,69%) estudian impugnar parte de los acuerdos que previsiblemente se aprobarán en la junta general de accionistas que mañana celebra la empresa.

El punto del orden del día con el que estos accionistas disienten es el referido a la ampliación de capital por 172,18 millones de euros.

Los propietarios de Marsans y los ex gestores de SOS consideran que esta operación es muy dañina para los intereses de los accionistas minoritarios, entre los que ellos se incluyen, porque se diluyen significativamente en el capital, escriben I. Elizalde / A. Marimón en Expansión.

Fuente: www.lacartadelabolsa.com