Sonae Sierra, la filial del grupo luso Sonae para la gestión de centros comerciales, ha registrado unos beneficios de 1,3 millones de euros en el primer semestre de 2008, un 99% menos que en el mismo período del año anterior, penalizada por la devaluación de activos, según ha anunciado hoy la empresa. La compañía, que tiene 48 centros comerciales en Portugal, España, Italia, Alemania, Grecia, Rumanía y Brasil, con un total de área bruta superior a 1,9 millones de metros cuadrados, justifica estos resultados, que pasaron de los 163,7 millones en los primeros seis meses de 2007 a los 1,3 millones de este año, por "los resultados líquidos indirectos que fueron adversos al verse afectados por el aumento de las tasas de capitalización del mercado en Europa, principalmente en la Península Ibérica".