Meredith Whitney de Oppenheimer & Co. redujo su recomendación de inversión para las acciones de Wachovia debido a que proyecta una fuerte reducción en los instrumentos financieros del banco. Por separado, Whitney emitió un sombrío panorama para todo el sector bancario de Estados Unidos, ya que proyecta que las acciones bancarias seguirán cayendo hasta que los activos "alcancen valores reales". Un informe de CreditSights sobre sus expectativas para los resultados del segundo trimestre de los bancos estadounidenses fue igualmente pesimista, al tiempo que la firma de investigación indicó que las condiciones actuales del sector bancario "parecieran ser aún menos prometedoras" que en los trimestres anteriores.
El martes, en una nota a inversionistas, Whitney redujo su recomendación de Wachovia de "desempeño de mercado" a "desempeño inferior al mercado", aduciendo "la proyección de ganancias muy inferior para la compañía" de Oppenheimer. Las acciones de Wachovia caían un 14% en las cotizaciones recientes a US$8,45. El banco regional National City Corp. (NCC), caía un 7% a US$3,50. Las acciones registran una baja del 77% este año y del 21% en el mes. Whitney considera el capital como una inquietud primordial y señala que Oppenheimer cree que Wachovia podría haber reducido su cartera en US$50.000 millones durante el segundo trimestre. Oppenheimer espera que Wachovia registre en el segundo trimestre una reserva por pérdidas crediticias cercana a los US$9.500 millones. "En este escenario, los gastos simplemente no pueden bajar lo suficientemente rápido, lo que pone en serio peligro la capacidad de Wachovia de incrementar sus ganancias", señaló Whitney y agregó: "Tememos que Wachovia simplemente no pueda reducir los costos lo suficientemente rápido como para mitigar la erosión de capital". Whitney proyecta que la cartera hipotecaria del banco caerá secuencialmente un 9% y su total de créditos disminuirá al menos un 5% hacia fin de año. Wachovia ya ha señalado que espera informar la próxima semana una pérdida para el segundo trimestre de US$1,23 a US$1,33 por acción. Oppenheimer redujo su estimación de pérdidas para el 2008 a US$1,35 por acción y proyecta una pérdida para el 2009 de 35 centavos por acción. Esta cifra se compara con la estimación media de analistas encuestados por Thomson Reuters, quienes pronostican, en promedio, una ganancia de US$1,04 por acción para el 2008 y de US$2,37 por acción para el 2009. En una proyección más amplia sobre los bancos de Oppenheimer, Whitney indicó que los bancos necesitarán "abordar rápidamente los verdaderos valores de los activos y ajustar sus libros de acuerdo a ello" antes de que los mercados financieros se puedan estabilizar.