El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó hoy que la economía española puede crecer alrededor del 2% este año, aunque insistió en que el 2,3% "sigue siendo la cifra más realista de crecimiento" para el Ejecutivo. En una entrevista a RNE, el vicepresidente segundo del Ejecutivo insistió en que el dato final de crecimiento de la economía se situará en el entorno del 2%, aunque indicó que podría alcanzar el 2,1%, el 2,2% y el 2,3%, al tiempo que adelantó que la inflación se acercará al 3,5% a final de año si se mantienen las actuales condiciones del mercado del petróleo.
Solbes rechazó de nuevo que España esté atravesando un periodo de crisis económica o de recesión porque, según recordó, el país creció un 2,7% en el primer trimestre, cifra que, a su parecer, podrá reducirse "algo" en los próximos trimestres y situarse entre el 2% y el 2,5%. "No estamos hablando de una situación ni de recesión ni de crisis en términos generales", señaló. Reconoció que hay dificultades en algunos sectores específicos, como la construcción o la venta de automóviles, sectores que, según Solbes, ponen de manifiesto que los excesos de los últimos años "se están corrigiendo" en el presente. Asimismo, admitió que estos ajustes significarán "algo más de paro" en el futuro, lo que hará que la tasa se aleje del mínimo histórico que alcanzó en los últimos años (en el entorno del 8%) y se vaya acercando más a tasas cercanas al 10%, aunque, para el vicepresidente económico, se tratará de una cifra mejor que la heredada del último Gobierno del PP. En cuanto al plan de recolocación de parados, Solbes insistió en que "exige cierto tiempo", aunque aseguró que "poco a poco" se irá encajando de nuevo a los desempleados de la construcción en el mercado de trabajo, sobre todo cuando se empiece a registrar algo más de crecimiento. Solbes admitió que España se encuentra en una situación "grave y preocupante" a la que habrá que prestar atención, aunque reiteró que los fundamentos de la economía española "siguen siendo bastante sólidos" y lo que realmente se está produciendo es un ajuste de los excesos de los últimos años. PANORAMA INTERNACIONAL "ENORMEMENTE COMPPLEJO">/b> Para Solbes, todo esto se une a un panorama internacional "enormemente complejo" que afecta no sólo a España, sino a otros países, y que tiene que ver con las turbulencias financieras internacionales y los repuntes de los precios del petróleo y la alimentación, una serie de factores que, según Solbes,"no se habían producido nunca". Para el vicepresidente económico, todo esto sitúa a España en una situación "especialmente compleja" a la que habrá que hacer frente, aunque, a su parecer, si se hacen las cosas bien, España volverá a crecer "en un año o en un par de años" cerca de la capacidad potencial de su economía cercana al 3%. En sentido, admitió que algunos españoles tendrán que "apretarse el cinturón" porque la corrección de la economía está siendo "más rápida de lo que se imaginaba", aunque insistió en que España esta "capeando el temporal". Así, el vicepresidente económico confió en la recuperación de la economía española y de la situación internacional en el futuro, aunque reconoció que aún no se ha vuelto a la normalidad. "No veo una situación de mercados financieros como la que estamos viendo de forma permanente", señaló CORRECCIÓN MÁS RÁPIDA DE LO PREVISTO. Según Solbes, la función del Gobierno ante el periodo de ajuste que atraviesa la economía española será la de intentar explicar a los ciudadanos las cosas "como son" y la de definir una política a medio y largo plazo para hacer frente a los nuevos retos que plantea la economía española. En este sentido, recordó las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno para hacer frente a la desaceleración que, a su parecer, se han intentado "minusvalorizar" a pesar de que suponen la introducción en el mercado de 10.000 millones de euros en 2008 y 8.000 millones en 2009. "Son medidas con cierto impacto que se notará mucho más en el segundo semestre y en el año que viene", señaló. EL IPC PODRÍA ALCANZAR EL 5% En cuanto a los últimos repuntes del precio del crudo y su consiguiente impacto en el Índice de Precios al Consumo (IPC), Solbes reconoció que la tasa podría llegar a alcanzar el 5%, tal y como estiman numerosos analistas, si siguen aumentando los precios del crudo, aunque adelantó que el Gobierno estima una inflación en el entorno del 3,5% a final de año con las actuales condiciones de petróleo. Así, Solbes reconoció por primera vez que la inflación estará por encima del 3% que hasta ahora ha mantenido siempre el Gobierno para el cierre de 2008. Respecto a la propuesta francesa de rebajar los impuestos al gasóleo para hacer frente a las subidas de precios del crudo, Solbes reiteró que no es una buena idea porque no limitaría el consumo, y aseguró que se están estudiando otras ventajas para ayudar a los más perjudicados, como los pescadores y transportistas, a través de ayudas para los que cesan la actividad o en otro tipo de impuestos. "Hay medidas en las que se está trabajando y están en plena negociación", señaló. "Siempre hay cosas que se pueden hacer pero seguramente no en el ámbito específico del gasóleo", señaló Solbes, para quien la situación de los transportistas es "más compleja". LAS BALANZAS FISCALES NO CONDICIONARÁN LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA En cuanto a la publicación de las balanzas fiscales, Solbes aseguró que, en cualquier caso, éstas nunca servirían para determinar la negociación del modelo de financiación autonómica. Para Solbes, el cálculo de los flujos financieros no tiene "nada que ver" con las necesidades de financiación. "Es un tema útil e interesante para saber como fluye el dinero, pero no es el elemento definitorio para la financiación autonómica", señaló.