El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha asegurado que la inflación en España es consecuencia de la elevación del precio del petróleo y de los productos alimenticios, "donde poco se puede hacer". Aún así, confía en que la puesta en marcha de la Directiva europea de Servicios permita introducir mayor competencia, en beneficio de la moderación de precios.