La CNMV suspendió ayer por la tarde la cotización de Solaria. Solaria anunció una modificación de los resultados de 2011 anteriormente publicados y ha cifrado ahora en 96,3 millones de euros las pérdidas después de impuestos del ejercicio correspondientes a la sociedad dominante, más del doble de los 40,9 millones anteriormente comunicados.

En el momento de la suspensión, las acciones de la empresa registraban una caída del 8,64%. Hoy volverá a cotizar desde los 0,37 euros.

Además, Solaria ha ajustado las pérdidas individuales después de impuestos, que son ahora de 92 millones de euros, frente a los 47,3 millones de euros anteriormente notificados.