En la disputa por los derechos de televisión de fútbol en España entre los canales en abierto y de pago, Sogecable ha presentado una demanda para exigir a la productora catalana Mediapro el pago de una sanción de 200 millones de euros.
En un comunicado, Sogecable, que emite los partidos de fútbol en su plataforma de pago Digital+, dijo que la retransmisión de tres partidos en abierto el pasado fin de semana por la cadena La Sexta, perteneciente a Mediapro, constituye "una violación sistemática de todos los pactos y contratos que soportan el modelo de explotación de los derechos audiovisual construidos". La Sexta rechazó las acusaciones en una nota posterior y dijo que ha cumplido con los contratos existentes que prevén la emisión semanal de al menos un partido en abierto y gratuito "pese al absurdo intento de Audiovisual Sport de pretender evitarlo". Audiovisual Sport, filial de Sogecable y dueña actual de los derechos de televisión de la mayoría de los clubes de la Primera División, había anunciado la semana pasada que iba a cortar a La Sexta la señal para la retransmisión de los partidos en abierto. Audiovisual Sport justificó su decisión en la supuesta existencia de una deuda pendiente de 58 millones de euros por parte de Mediapro, aunque la productora catalana rechazó esta acusación. La guerra por los derechos del fútbol en España se ha intensificado este verano como consecuencia del reciente anuncio de la productora catalana de contar con los derechos de emisión de los partidos de 12 clubes a partir de la temporada 2008/2009. Además, Mediapro dijo en una rueda de prensa a principios de julio que ha logrado un acuerdo con 39 de los 42 clubes de fútbol de primera y segunda división para retransmitir sus partidos a partir de la temporada 2009/2010. Sogecable, que controlaba hasta ahora estos derechos a través de Audiovisual Sport, sostuvo en su día que los nuevos acuerdos vulnerarían contratos en vigor y anunció que consideraba emprender medidas legales para defender sus intereses.