Sodexo obtuvo un beneficio neto de 252 millones de euros en el primer semestre de su ejercicio fiscal 2011, lo que representa un aumento del 11% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Los ingresos consolidados de Sodexo crecieron un 10,4%, hasta 8.269 millones de euros, en tanto que el beneficio operativo se situó en 488 millones, un 14,6% más.

La compañía ha elevado el objetivo de crecimiento orgánico para el conjunto del ejercicio hasta el 4,5% y confirma el objetivo de alcanzar un incremento del beneficio operativo del 10%, excluyendo los cambios de divisas.

Los inversores están premiando estos resultados y, especialmente el aumento de sus proyecciones de beneficios con una subida del 1,71% hasta los 53,08 euros en el Dax Xetra alemán.