Sniace obtuvo un beneficio de 3,02 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente a las pérdidas de 5,8 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior, gracias a la división de celulosa y derivados.
El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Sniace se situó en 8,3 millones, frente a pérdidas de 1,4 millones en los nueve primeros meses de 2009, y la cifra de negocio alcanzó 92,4 millones, un 14% más.

El incremento en la cifra de negocios responde a una mejora del 83% en la división de celulosa y derivados, hasta 30,8 millones, y del 46% en la de fibrana, hasta 29,2 millones. Por su parte, la división de energía redujo un 27% sus ingresos, hasta 31,7 millones.

Sniace ha cerrado con un descenso del 2,10% en los 1,03 puntos.