La firma checa de automóviles Skoda, propiedad del grupo Volkswagen, registró un volumen de ventas de 504.625 unidades durante los nueve primeros meses del presente ejercicio, lo que se traduce en una disminución del 5% frente a los datos del mismo periodo de 2008, informó hoy la empresa en un comunicado. Las ventas de la compañía se situaron en 174.984 unidades en el tercer trimestre del año, lo que se traduce en una progresión del 6,5% si se compara con las 164.258 unidades comercializadas en los mismos tres meses del ejercicio precedente.