El sector de las aerolíneas es uno de los más perjudicados por la situación de Siria. La ecuación es fácil: el riesgo geopolítico en un país petrolero deriva en una subida de los precios del petróleo y, en consecuencia, penaliza a aquellas compañías que lo tienen como materia prima. IAG, que se ha visto penalizada en los últimos días, hoy consigue remontar y colocarse por encima de los 3.46 euros. ¿Objetivo?


Sector de las aerolíneas y sector petrolero. Cruz y cara de la subida del petróleo como consecuencia del conflicto en Siria. Los precios han subido hasta los 117 dólares por barril mientras que, en los últimos meses, el precio ha oscilado entre los 100/120 dólares el barril. “Ahora estaríamos en la parte alta del rango. Ya sé que algunos analistas alertan de subidas a 150 $ o incluso por encima de este nivel. Sinceramente, es muy complicado ponerle precio a imponderables. Por el momento partamos de la existencia de suficiente oferta de crudo (2 M. barriles/día desde Arabia Saudí desde 10 M. máximos que se estiman ahora), niveles elevados de sobrecapacidad e inventarios amplios en el caso de los países desarrollados. Esto debería ofrecer un cierto colchón en caso de conflicto aunque….¿quién puede limitar los precios en un escenario de pánico? Esperemos simplemente que esto no se produzca”, explica José Luis Martínez, Estratega de Citi en España.

Por el momento, IAG, que se ha visto perjudicada en las últimas sesiones y ha vuelto a niveles con los que finalizaba el mes de julio. Sin embargo, hoy toca rebote. El valor repunta más de un 3% y alcanza los 3.4690 euros. Los expertos reconocen que la subida que le llevó desde los 2 euros era demasiado inclinada con lo que era posible una corrección. Luis Lorenzo, analista de Dif Broker reconoce que con “la recuperación de niveles de 3.50 euros confirmados en varios días y sin perder los 3.30 euros, se podrían tomar posiciones con stop en la zona de 3.28-3.28 euros”.



El valor es, a día de hoy, uno de los que presenta mayor puntuación en los indicadores de la Zona Premium. Un 9.5 que presenta todas las luces en verde para proseguir con su tendencia alcista.



La compañía además esta semana se ha visto perjudicada por la emisión de 40 millones de acciones para atender a las solicitudes de conversión de una emisión de bonos de British Airways. El total emitido representa el 26% del total que se hubiese convertido si todos los bonistas hubiesen ejercitado su derecho de conversión.