Ni la inyección de liquidez realizada por la banca mundial en la jornada de este miércoles ha servido para mantener el optimismo más allá de 24 horas dentro de los mercados de renta variable. Cae Europa, aunque de forma moderada, a pesar de que el Nikkei –siguiendo al estela neoyorquina- cerraba en positivo-. La prima de riesgo ya ha comenzado a repuntar y escala hasta los 396 puntos básicos. El euro sube hasta el 1,35 a la espera de los datos de empleo de Estados Unidos.

Toca recogida de beneficios este jueves después de las abultadísimas subidas que comenzaron pasada la media sesión cuando los bancos centrales a nivel mundial decidieron realizar la segunda inyección de liquidez en los mercados para facilitar el acceso al crédito de la banca. Las pérdidas se van extendiendo a lo largo de toda la tabla de nuestro selectivo, cada vez más teñida de rojo, por lo que el Ibex 35 pone en peligro los 8.400 enteros con una caída del 0,46%.

Ganancias muy débiles en la apertura. El que más lo hace es Sacyr Vallehermoso, arriba un punto porcentual, seguido de Abengoa y de Mapfre que recuperan cerca del 0,5. Por el contrario, prima el rojo en el Ibex y lo encabeza el sector financiero: Bankia se deja un 3,25%, hasta los 3,60 euros. BBVA sigue su estela, aunque por el momento muy de lejos, con una caída del 1,2% lo que coloca sus títulos en los 6,20 euros; mientras que el Banco Santander recorta un 0,45%, en los 5,55 euros.

Los grandes valores como Repsol YPF se dejan un 0,68% el día posterior de que anunciara un aumento en su dividendo del 10% hasta el año 2014, mientras que Telefónica recorta otro 0,72%, lo que coloca a la compañía en los 13,88 euros.

Idéntica situación se repite en Europa con el Eurostoxx 50 cayendo otro 0,41% y se coloca al borde de perder de los 2.300 puntos. El Cac francés, por su parte, se deja un 0,24% y se coloca en los 3.145 enteros; mientras que la Bolsa de Frankfurt sufre un recorte ligeramente superior del 0,63%, hasta los 6.049 puntos.

La prima de riesgo, por su parte, amanecía esta mañana calmando a los mercados al caer hasta los 393 puntos básicos. Con el mercado abierto vuelve a repuntar el riesgo país y roza de nuevo los 400 enteros a la espera de lo que nos depare la jornada de hoy y muy pendientes de la subasta de bonos.

El Tesoro Público espera colocar 3.750 millones de euros como máximos en títulos a 3,4 y 5 años. Por el momento, la rentabilidad a cinco años sigue contenida en el 5,86% cuando falta algo más de una hora y media para que se conozca el resultado.