Siemens informó el miércoles de que ha recibido un contrato de Russian Railways valorado en 580 millones. Los 38 primeros trenes, que costarán en total 410 millones, se construirán en la planta de Siemens de Krefeld, mientras que los otros 16 deberían construirse parcialmente en Rusia, añadió Siemens.