La compañía germana Siemens ha registrado un beneficio neto un 89% superior durante el segundo trimestre de su año fiscal. Las ganancias netas alcanzaron los 2.836 millones de euros.

Un beneficio neto que aumenta el 89% gracias, en gran medida, a la venta del 34% de la participación de Siemens en Areva.

Los ingresos de la compañía alemana de telecomunicaciones alcanzaron los 17.700 millones de euros, lo que supone un 7% más en comparación al primer trimestre de su año fiscal.

Además, Siemens mantiene sus buenas previsiones de crecimiento para el ejercicio actual. La compañía prevé que el beneficio asociado a las operaciones continuadas se eleve más allá de los 7.500 millones de euros, más de 3.000 millones de la cifra registrada en 2010, cuando estas ganancias se colocaron en los 4.300 millones de euros.

Los mercados, sin embargo, no han recogido demasiado bien estas ganancias y Siemens cae a esta hora en el Eurostoxx 50 un 0,65%, hasta los 96,82 euros.