La multinacional Siemens, presente en Canarias desde 1987, aspira a entrar en el negocio de la instalación de parques eólicos en el archipiélago, cuando se resuelva definitivamente la convocatoria de los correspondientes concursos públicos, y confía en mantener este año los 40 millones de facturación que registró en 2007 y ampliarla un 25% en 2010 para llegar a los 50 millones. El consejero delegado de Siemens España y también del conjunto de la zona Suroeste de Europa, Francisco Belil, precisó en todo caso que estas perspectivas de crecimiento están a expensas de cómo se desarrollen diversos proyectos en las islas.