La petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell obtuvo en el primer semestre del 2008 un beneficio de 15.678 millones de dólares, un 8% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando ingresó 14.488 millones de dólares. Shell, segunda petrolera privada del mundo por capitalización bursátil, dijo hoy que se benefició del encarecimiento del petróleo y del gas, que compensaron las dificultades experimentadas en su negocio de gasolineras y refinerías. La empresa no mencionó los efectos de la huelga de cuatro días que hicieron los conductores de sus camiones cisterna el pasado junio, que concluyó con un acuerdo de subida salarial de un 14% en dos años.
En el segundo trimestre, de abril a junio, sus beneficios se situaron en 7.902 millones de dólares, un 5% más que en el 2007, cuando fueron de 7.556 millones de dólares. Shell registró un aumento de los beneficios en sus operaciones de producción y explotación, de 3.100 millones de dólares en el segundo trimestre del 2007 a 5.880 millones este año. La empresa anunció un dividendo para los accionistas en el segundo trimestre del año de 0,40 centavos por acción, un incremento del 11% respecto al dividendo en dólares que se ofreció en el mismo periodo del 2007. Inversiones Señaló que sus inversiones en el segundo trimestre totalizaron 5.700 millones de dólares, mientras que la distribución de pagos a los accionistas, tanto en dividendos como en recompra de acciones, fue de 3.800 millones de dólares. El pasado julio, Royal Dutch Shell, a través de su subsidiaria Shell Canada Limited, lanzó una oferta para adquirir Duvernay Oil Corp. a un precio de 5.900 millones de dólares, incluyendo la deuda. La operación está sujeta a ciertas condiciones y a la aprobación de los reguladores, indicó la empresa. El consejero delegado de Shell, Jeroen van der Veer, subrayó hoy los "competitivos" resultados obtenidos para los accionistas. Señaló que "el buen desempeño de la empresa, combinado con la subida del precio del petróleo y el gas", compensaron el impacto de las peores condiciones registradas en sus negocios de gasolineras y refinerías en el segundo trimestre. "Shell está haciendo inversiones localizadas y sustanciales para aumentar el crecimiento de la compañía para los accionistas y contribuir a asegurar que los mercados de energía están bien abastecidos", agregó. Los resultados anunciados hoy por Shell se situaron por debajo de las expectativas de la "City", centro financiero de Londres, que esperaban unos beneficios para el segundo trimestre de unos 8.300 millones de dólares.