Los precios de la gasolina y del gasóleo en España han bajado más de un 2% esta semana debido al descenso experimentado por los precios del crudo, y coincidiendo en plena 'operación salida' del mes de agosto. En concreto, el precio medio de la sin plomo de 95 euros se sitúa en 1,234 euros por litro, mientras que el del gasóleo ha alcanzado los 1,288 euros por litro, lo que supone descensos del 2,3% y del 2,27%, respectivamente, respecto a los 1,264 y 1,318 euros el litro marcados la pasada semana, según datos del Boletín Petrolero de la UE.
De esta manera, los conductores de los más de seis millones de desplazamientos en automóvil que prevé la Dirección General de Tráfico (DGT) para este primer fin de semana de agosto, que coincide este año con el inicio de vacaciones para miles de ciudadanos, notarán un ligero alivio en sus bolsillos a la hora de repostar carburante. A pesar de este descenso, en lo que va del año el precio de la gasolina super 95 acumula una subida del 12,7%, mientras que el diésel es un 24,9% más caro. Además, con respecto a la misma semana de hace un año, la gasolina ha subido un 15,2% y el gasóleo un 31,6%. Así, llenar un depósito cuesta entre 9 y 17 euros más que hace un año en plena 'operación salida' del mes de agosto. En concreto, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta actualmente 67,87 euros, 8,97 euros más que hace un año, mientras que el llenado del depósito de gasóleo alcanza los 70,84 euros, 17,05 más. De todas maneras, el precio de los dos combustibles se ha moderado en la recta final del mes de julio, acumulando dos semanas consecutivas de bajadas después de situarse en precios récords a mediados de mes. MODERACIÓN EN LOS PRECIOS DEL CRUDOEsta tendencia coincide con la bajada en los precios del barril de Brent y del Texas, que han moderado su senda alcista tras marcar máximos históricos por encima de los 147 dólares en la primera quincena del mes. Hoy el barril de Brent y de Texas cotizaban en torno a los 126 dólares. Además, el precio en España sigue por debajo de la media de los Veintisiete tanto en el caso de la gasolina, que cuesta 1,425 euros el litro a nivel comunitario, como en el caso del gasóleo, que alcanza los 1,415 euros. El país de la UE con precios más altos de la gasolina es Finlandia, con 1,682 euros el litro, por delante de los 1,611 euros de Países Bajos, mientras que Bulgaria registra el precio más bajo (1,095 euros). En cuanto al gasóleo, Reino Unido, con 1,649 euros por litro, registra el precio más elevado, por delante de Italia (1,484 euros). Malta, con 1,206 euros el litro, es el país donde se vende gasóleo más barato en la UE.