La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha incrementado al 8,654% su participación en Ebro Puleva tras la operación de reparto de dividendo en especie realizado por el grupo alimentario por la venta de su división azucarera, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Concretamente, el 'holding' público ha pasado de tener 12,99 millones de títulos representativos del 8,44% del capital a sumar 13,31 millones (8,654%) a través de su participada Alimentos y Aceites. El paquete cobrado a través del dividendo asciende a 319.075 acciones, por un importe de 9,43 euros por título.

Con esta remuneración en especie, las cajas de ahorros Caja Duero y Caja España han elevado su participación en la compañía al 6,15% y al 5,16%, respectivamente, mientras que Corporación Económica Damm suma un 5,13% del capital tras el cobro del dividendo extraordinario.

Por su parte, la familia Hernández se mantiene como principal accionista de la compañía a través de la sociedad Instituto Hispánico del Arroz, que, tras esta operación, suma un 15,72%.

Ebro Puleva destinará este año más de 145 millones de euros a dividendos, lo que supone casi triplicar la retribución al accionista seguida en los últimos años, al repartir dos extraordinarios por la venta del negocio azucarero a British Sugar.

Además del dividendo en especie, a través de la entrega de acciones de la autocartera hasta agotar la prima de emisión existente por un importe de 34,3 millones, distribuirá otro en metálico, de 0,36 euros por acción, en tres abonos trimestrales de 0,12 euros por título.