La subida de los tipos de IRPF puede ser una fuente de financiación para los presupuestos y planes de estímulo de los gobiernos en el momento actual, por lo que el descenso de este impuesto que se ha registrado en los últimos siete años podría llegar a su fin, repercutiendo en los programas de movilidad profesional de las empresas en el futuro. Esta conclusión se desprende del estudio 'Individual Income Tax and Social Security Rate Survey 2009', publicado por KPMG International