Las operaciones de fusiones y adquisiciones en la industria española de alimentación y bebidas se mantendrán durante 2009 y 2010 en todos los subsectores de actividad, tras el cierre de más de 40 transacciones en los dos últimos años, según recoge el informe 'Global Food & Drink' realizado por Grupo Mergers Alliance, fundado por Norgestión. La compañía estima que la "resistencia" del sector alimentario continuará atrayendo a inversores españoles y extranjeros, incluidos fondos de capital riesgo. Según el estudio, se percibe un proceso de consolidación en el sector de la restauración y hostelería, muy fragmentado; en el sector vinícola, uno de los segmentos más activos en operaciones corporativas, y en la distribución alimentaria, donde los grandes grupos continuarán integrando a pequeñas cadenas locales mientras compiten para ofrecer precios más bajos.